Es complejo  sobresalir en un mundo donde las grandes estrellas acaparan todos los focos, copan portadas y se llevan los elogios como tal. Hoy quiero hacer un inciso y erradicar tal estigmatización, reconociendo la labor de “ Los Invisibles “ jugadores que no tienen esa pertinente visibilidad en los medios de comunicación , sin embargo reúnen todas las aptitudes que un entrenador desea tener. También podríamos catalogarlos de imprescindibles, pues parece que cuando su ausencia se pronuncia le damos un valor añadido a su cometido, mientras que quizás con anterioridad permanecíamos impasibles ante tal suficiencia.

El elenco de “ invisibles “ es innumerable y a lo largo de la temporada hare hincapié en jugadores que reúnan tales competencias. Hoy repararemos en Mikel San Jose.

En su 8º temporada como jugador del primer equipo del Athletic Mikel San José se ha erigido como uno de los puntales del equipo bilbaíno, la llegada de Valverde también ha sido un hándicap diferencial en su crecimiento. La temporada pasada disputo un total de 51 partidos repartidos entre Liga , Copa y Europa League con 4 goles. Números que avalan su trascendencia en el juego, su excelente temporada también propicia que Vicente del Bosque le convoque para la reciente Eurocopa de Francia además de su ya contrastada polivalencia pudiendo actuar de pivote defensivo y defensa central.

SANJO

Recuerdo una de las muchas charlas tan provechosas con las que nos ha deleitado Simeone hablando sobre la forma de ser de los jugadores.”  Lo que eres en la vida se traslada al campo y viceversa “ . Si tú eres egoísta fuera del verde también lo serás dentro , si tú eres ambicioso dentro del verde también lo serás fuera y así con infinidad de actitudes.

Solo con ver lo que hace San José dentro del campo , se podría visionar como es fuera, un chico ordenado que no deja un plato sucio , ni un hilo de polvo debajo del sofá, su rigor táctico es notable, estando siempre en el lugar ideal a la hora adecuada, actuando de ventilador dando aire a su equipo y especialmente a sus centrales, también irradia generosidad en forma de ayudas defensivas a sus compañeros ya sea a la hora de robar balones , como para tapar líneas de pase del rival,  siempre está disponible para sus amigos, siendo ese enlace a la hora de sacar el balón limpio desde atrás cuando la ocasión lo requiere o siendo el origen de las jugadas de contraataque con sus robos.

Además desprende la sensación de ser tremendamente tranquilo, algo que se vislumbra a la hora de jugar, no siempre elige la opción más sencilla, pero si la más coherente en momentos de máxima dificultad. Parece previsible, pero siempre es capaz de sorprendernos, combina juego corto con largo y aunque sus goles acostumbran a ser de cabeza, de vez en cuando es capaz de sorprendernos con tantos de bella factura como el que le hizo al F.C.Barcelona en la Supercopa De España.

Quizás su humildad le condene aunque personalmente creo que le engrandece, incapaz de irse del estadio de ” Los Carmenes ” sin sacarse una foto con hasta la última persona que le demande. Detalles imperceptibles para algunos y muestras esperanzadoras para otros.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *